30 Ago 2016

Arlette Martínez, destacada alumna del CUT practica también jiu jitsu

/
Publicado por
  • A su corta edad ha logrado medallas de oro y plata en torneos mundiales

Tijuana, B. C., a 29 de agosto de 2016.- Arlette Maite Martínez Covarrubias, alumna del primer semestre en la Preparatoria de la Universidad de Tijuana CUT, además del estudio, otra de sus pasiones es practicar jiu jitsu, disciplina que le exige mucha concentración mental.

ARLETTE 2

Desde hace año y medio se dedica a entrenar dos horas diarias jiu jitzu, ha participado ya en varios torneos en la categoría de principiante logrando obtener el primero y segundo lugar en Naga Grappling Championship, torneo mundial de lucha cuerpo a cuerpo que tuvo lugar en San Diego, California.

Jiu Jitsu no es una actividad común, es un estilo de vida que resulta complicado de explicar. Consiste es un sistemas de lucha cuerpo a cuerpo que no involucran golpes para vencer al rival, sino que se utilizan técnicas de derribo, de posición o sumisión para conseguir puntos o forzar la rendición del oponente.

Para los familiares y amigos de quienes se dedican a este deporte no es fácil entenderlo, mucho menos cuando una niña de 15 años de edad le dice a sus padres que no tiene interés en practicar ningún otro deporte que involucre un balón, lo que a ella le llama la atención es el juego rudo, esta técnica que requiere concentración y enfoque.

Arlette Martínez practica jiu jitsu en la escuela de Raúl Arvizu, Entram Gym. Ha participado en varios torneos locales y otros más en San Diego, California, donde obtuvo medallas de oro y plata en Naga Grappling Championship, además recibió dos katanas, espada samurái que otorgan a los adolescentes ganadores de los primeros lugares.

ARLETTE 1

“Este deporte me ha enseñado a respetar al oponente, a no lastimarlo ni a insultarlo”, sostuvo Arlette tras precisar que mediante el jiu jitzu también le ha enseñado a mejorar sus hábitos de competencia y a disfrutar lo mejor de cada torneo.

Una vez puesto su uniforme y colocado su cinturón, lo más importante es mantener el control absoluto de su persona. Al pisar el terreno de juego se olvida de todo lo que la rodea, su objetivo central es rendir al máximo. “Este es un juego mental, como el ajedrez, la diferencia es que demanda alto rendimiento físico en situaciones competitivas”, explicó Arlette Martínez.

Por último, mencionó que el apoyo de su entrenador y de su familia le ha permitido aprender y mejorar diversas técnicas de combate cuerpo a cuerpo, además siempre mantiene un enfoque claro para enfrentar situaciones de presión en las competencias.