30 Nov 2022

Tijuana-San Diego mantiene latente el riesgo por COVID-19

/
Publicado por

Tijuana-San Diego mantiene latente el riesgo por COVID-19

  • Presentación de libro por el doctor José María Ramos de El Colef

Tijuana, B. C., a 30 de noviembre de 2022.- En la frontera entre Tijuana y San Diego se mantiene latente el riesgo por COVID-19 esta temporada invernal por la población antivacunas, que equivale a cerca del 25 por ciento de los residentes de California, mencionó el doctor José María Ramos García, profesor-investigador de El Colegio de la Frontera Norte.

En el marco de la presentación del libro «Gobernanza, Seguridad y Covid-19 en la Frontera México-Estados Unidos», de la autoría del doctor José María Ramos, participaron como comentaristas el maestro Jesús Ruiz Barraza, Rector del Sistema CUT Universidad de Tijuana, y el doctor Luis Alfonso Herrera Robles, profesor-investigador del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

Los académicos coincidieron en señalar que este tipo de trabajo investigativo son necesarios para identificar el estado que guarda la postpandemia.

“Sabemos que en China hay protestas masivas en las grandes ciudades por cuestiones de confinamiento social, por el distanciamiento y por todas las medidas restrictivas relacionadas con la pandemia”, expuso el doctor Alfonso Herrera al precisar que este tipo de respuesta social tienen relación con quienes ya no quieren regresar a este formato de restricciones, que van en contra de los derechos ciudadanos y que se presenta sobre todo en las grandes urbes metropolitanas.

El investigador de la UACJ señaló que el tema de salud pública se relaciona con cuestiones de cómo se administra y gestiona durante un periodo de crisis sanitaria en temas como el control de la población tanto en la frontera entre Tijuana y San Diego, como en Ciudad Juárez y El Paso, Texas.

Recordó que el tema del control de la población ha provocado temor y miedo social entre los residentes fronterizos con el arribo de caravanas de migrantes que traen consigo otro tipo de problemática y general crisis humanitaria. Este tipo de fenómenos es histórico desde las grandes migraciones mexicanas hacía los Estados Unidos, fuera de manera legal o ilegal, con la implementación del Programa Bracero en el siglo pasado.

El contexto que describe el doctor José María Ramos no sólo se centra en la crisis de salud, también contempla otros aspectos como lo económico, medidas ambientales, de vivienda, de equipamiento e infraestructura urbana, que se incrementaron a raíz del 2019 con el surgimiento de la pandemia y que se han agravado con la guerra entre Rusia y Ucrania.

Alfonso Herrera considera que a nivel global se enfrenta una multiplicidad de crisis que corresponde a contradicciones estructurales que en la frontera entre México y Estados Unidos tienden a agudizarse y se representan en otras regiones del mundo, pero que, en términos académicos, “los fronterizos somos privilegiados porque en esta zona -franja fronteriza del país- estos fenómenos son mucho más visibles son materia de investigación y de seguridad”.

El libro «Gobernanza, Seguridad y Covid-19 en la Frontera México-Estados Unidos» esta dividido en cinco capítulos, además de un apartado de conclusiones generales. Cada apartado se centra en un tema en particular como la Agenda Social 2030 que es una prioridad para los tres órdenes del gobierno de México; la vinculación del cambio climático y la cooperación ambiental entre México y Estados Unidos. Otro aspecto que aborda es un plan de acción binacional para que esta agenda se concrete en hechos en temas vinculados con la gestión integral y sus limitaciones para promover alternativas de operación y transformación en un contexto post Covid-19; también incluye un apartado sobre gobernanza transfronteriza y seguridad en el sentido de la experiencia aprendida con el manejo de crisis sanitaria que dejo la Influenza H1N1 y ahora la pandemia por coronavirus en términos de políticas de seguridad para mantener una frontera segura.

Por su parte, el maestro Jesús Ruiz Barraza resaltó que José María Ramos en su libro logra visualizar el problema de la frontera en el marco de la gobernanza durante la pandemia por Covid-19. “Nosotros vivimos una especie de tragedia. Yo, por ejemplo, me quede año y medio del otro lado – en el vecino país del norte-, no podía pasar; fueron días realmente difíciles”, sostuvo.

Subrayó que la inequidad económica fronteriza entre México y los Estados Unidos es el tema que distingue a esta zona entre ambas naciones y que está ligado al abuso por parte de las autoridades norteamericanas sobre las debilidades del gobierno mexicano y de los mismos ciudadanos fronterizos.

“Estados Unidos siempre ha deseado apropiarse de la Península de Baja California”, aseveró el Rector de la Universidad de Tijuana al recordar que, durante la Segunda Guerra Mundial, el general en jefe del ejército mexicano del pacífico permitió que parte del ejército norteamericano se posicionara desde Tijuana hasta Santa Rosalía, e iba a seguirle más allá, con el pretexto de cuidarnos de una posible invasión japonesa.

“Tuvo que venir a Baja California el general Lázaro Cárdenas en calidad de expresidente, había sido nombrado Secretario de la Defensa Nacional, se estableció en un bungaló de Agua Caliente donde fue alertado de que un cuerpo del ejército estadounidense estaba a punto de entrar a territorio nacional y movilizó la tropa mexicana para hacerle frente y pararlos en seco. Esto derivo en la negociación de los convenios de Agua Caliente, un documento de gran relevancia para Baja California y del que nadie habla, que nadie conoce; como consecuencia de esas negociaciones se previno que los norteamericanos llegarán hasta la Bahía de María Magdalena en Baja California Sur, un lecho mar privilegiado a nivel mundial, donde tenían intenciones de instalar una base militar”, relató el maestro Jesús Ruiz Barraza.

Ante este tipo de situaciones de alerta, debe prevalecer por encima la soberanía de México, indicó el Rector al mencionar que en el caso de Baja California su desarrollo debería ser similar al de Hong Kong, porque se cuenta con todo el potencial porque se cuenta con el ente económico de primer orden y en este libro de José María Ramos, se plantea alternativas de cómo manejar las relaciones fronterizas mediante la gobernanza e intercambio fronterizo, el desarrollo inmobiliario. Ya que Tijuana es el segundo asentamiento con más habitantes norteamericanos, con 150 mil estadounidenses que radican en esta ciudad. “Todo esto tiene forzosamente problemas que se van a generar, pero al mismo tiempo representa grandes oportunidades de intercambio”.

Durante la exposición del doctor José María Ramos planteó que el tema del Covid-19 se mantiene como un riesgo latente en la franja fronteriza entre México y los Estados Unidos, donde cerca del 25 por ciento de los residentes de California no se vacunaron, otro 30 por ciento de los habitantes de Texas están en iguales condiciones por el tema de los antivacunas.

Recordó que cuando surgió el tema de Influenza H1N1, un planteamiento relevante en América del norte era que se debía seguir con la cooperación entre los tres países: México, Estados Unidos y Canadá. Desde 2009 se decía que se presentaría una serie de pandemias en los próximos años, por lo que los protocoles sanitarios debían ser una prioridad; existen las instituciones de salud que han trabajado eficazmente en los últimos veinte años.

Sin embargo, al surgir la pandemia por Covid-19 estos organismos sanitarios no trabajaron porque el criterio de Seguridad Nacional establecido por el gobierno de Estados Unidos durante la administración del presidente Donald Trump, se negó a colaborar con México y destinaron esos recursos a los ciudadanos estadounidenses. “Este tipo de política y de gestión durante la pandemia fue, desde mi punto de vista, por la que el presidente Trump perdió las elecciones”, dijo el profesor-investigador de El Colef.

Al referirse a las líneas de acción, en materia del efecto que dejó la pandemia, destaca que el jefe o jefa de familia perdieron su trabajo, el que los estudiantes dejaran de ir a clases presenciales y los centros educativos tuvieran que adaptarse a la era digital, todo ello representó una serie de alternativas para atender las necesidades laborales, como el autoempleo, y de formación desde los hogares.

Otro tema relevante que competa a la salud corresponde al distanciamiento social, el no poder interactuar con la familia, las amistades, con los compañeros de trabajo, el no asistir a clases presenciales, todo ello genero una serie de situaciones emocionales que, a la fecha, una de las terceras causas de muerte entre la población joven son los suicidios atribuidos al confinamiento durante la pandemia.

“El tema de la salud mental se tiene que fortalecer en las escuelas, sobre todo por la vulnerabilidad que esto ocasiono, por los espacios de soledad, a pesar de que la interacción se mantuvo a través de las redes sociales”, explicó el doctor José María.

Por último, el investigador del Colegio de la Frontera Norte resaltó que en el mes de diciembre se cumplirán 200 años de relaciones diplomáticas entre México y los Estados Unidos, por lo que se mantienen los lazos vecinales de oportunidad desde el punto de vista de música, vestimenta y espacios de recreación, entre otros aspectos más. “El hecho de colindar con esta frontera nos da la oportunidad de esas diversas ventajas, pero también los problemas cotidianos como es el tema de los migrantes, las drogas, inseguridad”, esto nos lleva a establecer estrategias que permitan mejorar la gestión y administración de esta diversidad de situaciones que representan tanto oportunidades como ventajas.

Con apoyo en la redacción de Vanessa Berenice Reséndiz Aguiñiga, estudiante de 10mo cuatrimestre de Comunicación y Publicidad, turno empresarial.