21 Jun 2019

Sector tecnológico enfrenta falta de talento capacitado

/
Publicado por

Sector tecnológico enfrenta falta de talento capacitado

  • Leonardo Ortiz Villacorta habló sobre innovaciones tecnológicas en el CUT

Tijuana, B. C., a 21 de junio de 2019.- La falta de talento capacitado es un tema urgente para el sector tecnológico a nivel mundial,  expreso Leonardo Ortiz Villacorta Ramírez, Director Global Filantropía en Microsoft, durante su participación en el Seminario Seguridad Ciudadana: ODS 2030, Educación, Cultura y Tecnología para la Innovación Social, organizado por la Universidad de Tijuana CUT en conjunto con el Colegio de la Frontera Norte.

“Una constante es que no hay suficientes ingenieros y técnicos para suplir la demanda laboral”, señaló Ortiz Villacorta tras precisar que en la empresa Microsoft tiene una planta laboral de 120 mil empleados pero 4 mil son plazas abiertas que no pueden ser cubiertas precisamente por la falta de mano calificada. Este mismo problema enfrenta otras grandes corporaciones como Google, Apple y Facebook.

En el caso de México, dijo, Microsoft tiene entre 2 mil o 3 mil socios que implementan tecnología y afrontan esta misma situación, la falta de personal capacitado en instituciones bancarias, empresas de manufactura, centros hospitalarios y el mismo sector educativo, donde hay escases de ingenieros y técnicos para manejar su infraestructura tecnológica.

“Es tal el problema, que ya nos dimos cuenta que hay oportunidad para todos, para la gente que estudia una Ingeniería pero también hay oportunidad para aquellos que no tienen la capacidad de estudiar una carrera de cuatro años, pero si estudian una certificación pueden conseguir empleo porque lo que más hace falta es asegurar que haya gente que pueda manejar ciertos conocimientos, ciertos productos, y con las certificaciones pueden ocupar estos puestos”, sostuvo.

Leonardo Ortiz Villacorta impartió la Conferencia Innovaciones tecnológicas para el emprendimiento social, ante estudiantes de Ingeniería Industrial y en Tecnologías de la Información y la Comunicación, en Comunicación y Publicidad, Administración y Ciencias de la Educación de la Universidad de Tijuana CUT, Campus Altamira y Oriente.

Ante este auditorio también señaló que las empresas en la actualidad registran una rápida transformación digital, lo que a su vez exige mayor eficiencia y automatización por lo que el uso de inteligencia artificial y el empleo de robots provocarán cambios en cuanto al número de personas empleadas para realizar ciertas tareas.

El sector manufacturero y de servicios son los primeros en enfrentar estos cambios automatizados. Un buen ejemplo, son los estacionamientos donde una máquina recibe el pagó por el servicio; en algunos supermercados sólo hay un par de cajeros y el resto son máquinas donde el cliente pasa el producto y paga.

Algo más interesante sucede en Corea, el supermercado es una pared electrónica en la estación del metro, donde el coreano con ayuda de su teléfono inteligente escanea el código de los productos, realiza el pago y, al llegar a su casa, todo lo que eligió lo encuentra ya en su domicilio.

Leonardo Ortiz Villacorta resaltó que ante los avances tecnológicos y la automatización, el principal desafío es cómo recapacitar a las personas desplazadas de sus fuentes de trabajo. “Esto lo hemos visto durante toda la historia, trabajos o empleos que han desaparecido pero otros han surgido que requieren nuevas habilidades que la gente tendrá que aprender”.

Las sociedades más avanzadas han sido las que asimilaron estas capacidades de manera rápida y dejaron menos gente desempleada. Este es un tema de análisis, cómo asegurar que la gente que se va a ver afectada por la transformación digital pueda rápidamente aprender otras cosas para cambiar por completo su modo de vivir.

Un ejemplo de lo anterior, son los obreros en este nuevo entorno tecnológico ya no manejan máquinas sino pantallas, es lo que se conoce como trabajador del conocimiento. En esta nueva ola industrial, estos obreros ya no realizan trabajo manual sino digital donde las herramientas y maquinaria pesada ahora se operan con una palanca de mando similar a los controles de videojuegos.

Ante estos cambios acelerados a nivel mundial y cómo enfrentar los retos que representa, se piensa que las futuras generaciones de niños y jóvenes cuenten con las habilidades necesarias para atender la demanda de empleo. En este sentido, dijo Ortiz Villacorta, lo fundamental será que en el sector educativo se formalice el aprendizaje de las ciencias de la computación de la misma manera como se atiende la biología, química y física, como una manera de entender al mundo.

Sobre conectividad

El tema de la conectividad es otro de los grandes desafíos, toda vez que sólo la mitad de la población del planeta tiene acceso a los beneficios de la tecnología, el resto no tiene un teléfono celular y mucho menos acceso a Internet.

En los Estados Unidos, 32 millones de personas no tiene servicio de Internet ni acceso a los beneficios que ofrece el uso de la tecnología;  23 millones de esos 32, viven en zonas rurales y los otros 9 millones en comunidades marginadas en la zona urbana en territorio estadounidense.

En el caso de México, de acuerdo con datos del gobierno federal, el 25 por ciento del territorio nacional radica el 75 por ciento de la población con acceso a Internet y cobertura en telefonía celular; pero el otro 75 por ciento de la población carece de estos servicios y habitan en las comunidades rurales e indígenas que viven en extrema pobreza.

Sobre confianza

En cuanto a privacidad y seguridad, Leonardo Ortiz Villacorta señaló que la confianza y transparencia son temas importantes porque hoy en día el manejo real de la tecnología está en unos cuantos, la información tecnológica reside en unas cuantas empresas, en los gobiernos, y como ciudadanos o consumidores no siempre sabemos qué pasa con la información que circula en la red.

Se piensa que a los Millennials no les importa mucho la privacidad, de ahí que compartan todo en las redes sociales con naturalidad. Sin embargo, en opinión del representante de los programas filantrópicos de Microsoft dijo que este tema está cambiando “no es que no les importe su privacidad, es que tienen un manejo distinto de la información (…) hemos descubierto que a esta generación y a todas las demás si les interesa tener el control de cómo se usa su información”.

Destacó que la compañía Microsoft tiene un comité de ética que analiza sobre cómo desarrollar tecnología de inteligencia artificial y qué se les permitirá a los clientes que hagan con ella, “porque al final del día la tecnología es solo una herramienta y se puede usar para hacer cosas buenas y otras muy malas”.

No es un secreto que los grupos criminales en el mundo contratan ingenieros en sistemas de las misma manera que las grandes corporaciones contratan desarrolladores de computo, porque necesitan de las mismas capacidades tecnológicas para tener mayor alcance como una gran empresa requiere de esas mismas contenidos para desarrollar productos y servicios. “Esto es grave y no sólo los grupos que delinquen como las mafias, también los terroristas utilizan sistemas tecnológicos avanzados”, apuntó.

Ante esta situación, Microsoft se rige bajo principio que valoran aspectos simples con relación a la factibilidad de otorgar un crédito, hasta cuestiones de privacidad y seguridad con el manejo de datos personales, sobre todo de personas de la tercera edad que son la población más vulnerable en los ciberataques pues son quienes tienen menos entienden los avances digitales, tienen menos conocimiento sobre seguridad y son más fáciles de sufrir hackeos.

Al finalizar la Conferencia Innovaciones tecnológicas para el emprendimiento social, el Maestro Jesús Ruiz Barraza, valoró y reconoció la excelente participación del invitado especial, Leonardo Ortiz Villacorta, a quien les hizo entrega de un reconocimiento como agradecimiento al aceptar participar en este Seminario; al mismo tiempo le obsequió la fotografía Retrato de un Sueño, de la artista visual Verónica del Pino, obra inspirada en el mural de Diego Rivera titulado Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, así como una réplica de la pintura rupestre Aves al vuelo, emblema de la Universidad de Tijuana CUT.