17 Ene 2019

Abandonada la educación: Jesús Ruiz Barraza

/
Publicado por

Abandonada la educación: Jesús Ruiz Barraza

  • Asistió como invitado especial al Grupo Madrugadores de Tijuana

Tijuana, B. C., a 17 de enero de 2019.- En opinión del Maestro Jesús Ruiz Barraza, Rector de la Universidad de Tijuana CUT, la educación es un instrumento de cambio en la transformación de la sociedad. “Ningún otro proceso influye tanto en el futuro de la humanidad como la educación”.

Así lo dio a conocer el Rector del Sistema CUT Universidad al asistir como invitado especial a la reunión semanal del Grupo Madrugadores de Tijuana, A.C., espacio en el que criticó el serio abandono en el que se encuentra la educación en México a raíz de que se clausuro el programa CAPFCE (Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas), que en su tiempo fue reconocido y premiado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y fuera sustituido por organismos estatales.

“La construcción de instituciones educativas se ha convertido en un caos por los malos materiales que se usan, por la forma desorganizada en que se hacen y porque tampoco se hacen obras para la educación”, sostuvo el también especialista en Ciencias Políticas.

En Baja California, dijo, la oferta en educación superior es del 68 en instituciones del servicio público, cuando a nivel nacional es de un 80 por ciento y, en el estado, se ha permitido “que se funden universidades como Oxxo´s” sin las instalaciones adecuadas y sin programas académicos, lo que representa una atraso muy serio para ésta entidad federativa.

Bachillerato regresivo

Mencionó que en Baja California, para cumplir con el mandato constitucional de la obligatoriedad del Bachillerato, se ha implementado un Bachillerato regresivo con un programa de dos años, lo que representa un retroceso de cuarenta y cinco años en materia de políticas públicas, con relación a la reforma que se dio en 1970 para que éste programa escolarizado se cumpliera en tres años con un área de formación para el trabajo.

“Se ha reclutado a una serie de preparatorias patito a las que se les dan quinientos pesos por alumno, con la libertad de hacinar grupos de hasta setenta estudiantes, cuando la norma debe ser de treinta alumnos máximo. Todo esto nos dice que estamos en riesgo de enfrentar un enorme retroceso por la gran deserción que existe”, explicó.

A lo anterior se suma el grave problema insostenible de las pensiones a profesores y jubilados, el retraso en el pago de nómina a maestros y a trabajadores del Estado, por lo que  “estamos terminando este gobierno en una crisis muy severa” y, por otra parte, se observa “que algunos acumulan en breve tiempo una riqueza personal descomunal nunca antes vista en la historia de Baja California”.

Resaltó que son treinta años de administraciones emanadas del Partido Acción Nacional que gobiernan esta entidad, en las que fuera de las acciones de reingeniería administrativas que llevo a cabo Ernesto Ruffo Appel y otra serie de gestiones que realizó José Guadalupe Osuna Millán, “los otros años han sido perdidos en materia de administración por parte del partido que ahora gobierna”.

Por tal motivo, considera urgente una revisión de las políticas públicas en Baja California donde, en primera instancia, se establezca una gestión educativa que atienda financieramente la educación en términos generales.

Cuarta Transformación

Otro atraso nacional tiene que ver con el desarrollo social del país, dijo el maestro Jesús Ruiz Barraza tras recordar que el pasado 2 de julio se vivió en México una revolución cívica de la que emano una nueva opción de carácter político, un nuevo gobierno con una filosofía y una propuesta distinta, que encabeza el hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Resaltó que se debe producir en México lo necesario para mantener su economía, su alimentación y su educación, además de recuperar la seguridad ciudadana “tan devastada en todo el país”. También se debe garantizar trabajo, para lo cual se creó el programa Construyendo el futuro dirigido a los jóvenes y vinculado al sector empresarial. Otro punto es la innovación, la competitividad y la inclusión de nuevas tecnologías digitales al aprendizaje; capacidad de gestión e innovación social y emprendimiento; visualizar oportunidades de empleo para jóvenes con desventaja y riesgo, con foco en la tecnología y en proyectos de innovación.

“Vivimos en un proceso de digitalización acelerado. No debemos espantarnos de que nuestros niños manejen el Internet con gran maestría y que nos den clases de cómo manejarlo, porque al contrario es un homenaje muy bueno a nosotros mismos que nos hemos preocupado por proveerlos de esos instrumentos”, apunto Ruiz Barraza.

Al cuestionar qué es lo que está pasando con la Cuarta Transformación en México, destacó que primero el Presidente ha iniciado su gestión “como vendaval”. Algunos sostienen que debió planear mejor las acciones contra el huachicol y luego actuar, pero “este Presidente es sobre todo un trabajador social, esa es su formación profesional, y sabe que la investigación-acción es lo mejor que puede hacerse en una situación de crisis”.

Estas medidas han generado otros problemas en la industria petrolera que han sostenido en una constante crisis al país.

Por el desarrollo de Baja California

En el valle de Mexicali, el noventa por ciento de las tierras están arrendadas a empresas que no producen para la economía de Baja California, mencionó Jesús Ruiz Barraza el tiempo de precisar que se requieren una revisión al fondo de las políticas en la entidad para ordenar, regular y conservar los ecosistemas marinos del Golfo de California y la zona económica exclusiva de la entidad.

Enfatizó que la Comisión Nacional de Pesca otorga el setenta por ciento de sus estímulos fiscales a empresas y cooperativas que operan en el Golfo de California y en el mar del Pacífico, cuyo trabajo representa el sesenta por ciento de la producción pesquera se da en estas franja económica del estado, que dicho sea de paso, fue creada por el Presidente Luis Echeverría.

Sin embargo, San Felipe esta convertido en un completo desorden pues ciertas cooperativas y pescadores tradicionales reciben ingresos, clonan su permiso y otros cinco más reciben apoyo económico sin trabajar, además de que operan compañías extranjeras con empresas fantasmas disfrazadas de sinaloenses y sonorenses, lo que indica que “Baja California no está en la industria pesquera de manera orientada”.

Tijuana sin ordenamiento urbano

Otro serio problema en Baja California lo constituye el desarrollo de la industria. En el municipio de Tijuana, considerada el centro fundamental para el progreso de la entidad, se mantiene sin ordenamiento urbano.

Tijuana, sostuvo el Maestro Jesús Ruiz Barraza, “es una ciudad traicionada”, toda vez que la segunda y tercera etapa del Río debió desarrollarse con los parámetros urbanísticos de la primera etapa. “Imaginen la ciudad que tendríamos”, cuestionó  tras precisar que la segunda etapa fue abandonada a partir de la llegada de las administraciones panistas al gobierno de Baja California.

A finales del gobierno del Presidente Carlos Salinas, Jesús Ruiz Barraza fue invitado para ocupar el cargo de Director General de PRODUTSA (Promotora del Desarrollo Urbano, S.A.), analizó la situación, encontró que se contaban con los recursos suficientes para implementar un programa de contingencia para continuar con las labores en la segunda etapa, con el que comulgaban los propietarios de la zona, pero a la hora de tomar posesión, le anunciaron que no contaría con los recursos económicos para su ejecución y declino la oferta.

Al retirarse de la vida pública, le autorizaron el desarrollo de un fraccionamiento en Playas de Rosarito, con la venta de esos terrenos se pudo hacer de un patrimonio y con el capital restante fundo la Universidad de Tijuana CUT en la Colonia Altamira de Tijuana; a 25 años de operar esta institución, multiplicó sus planteles en Tijuana, y cuenta con Campus en Mexicali, Ensenada y San Quintín, en Baja California; en La Paz y Los Cabos, en Baja California Sur;  así como en San Luis Río Colorado y Hermosillo, en Sonora.

En lo que a la tercera etapa del Río Tijuana se refiere, este gran proyecto terminó en un fraude. Primero, durante la administración del Presidente Ernesto Zedillo, se otorgaron tres mil hectáreas a Baja California para la construcción de infraestructura, para un bosque,  equipamiento y el resto para vivienda. No obstante, la parte del canal de la tercera etapa constituye un riego para Tijuana porque no se construyó la guía y si hubiera necesidad de desahogar el agua de la presa Abelardo L. Rodríguez, como sucedió en 1977, se generaría una crisis completa que podría destruir gran parte de la infraestructura de la ciudad.

“Es un acto gigantesco de traición y de despojo que se cometió”, mencionó el Maestro Jesús Ruiz Barraza tras precisar que se requiere un cambio radical en Baja California, con nuevas políticas públicas asociadas a la Cuarta Transformación y con ello crear una Cuarta Transformación para la entidad, concluyó.