3 May 2020

Disciplina de neoyorkinos contuvo al COVID-19: Martha Nélida Ruiz

/
Publicado por

Disciplina de neoyorkinos contuvo al COVID-19: Martha Nélida Ruiz

  • Participó en Seminario del COLEF en conexión virtual desde Nueva York

Tijuana, B. C., 3 de mayo de 2020.- Pese a que el Gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, actuó tardíamente para afrontar los estragos de la pandemia mundial del coronavirus, el mandatario neoyorquino logró aplanar la curva ascendente de infectados por el COVID-19, al registrar 18 mil hospitalizados de una proyección de 55 mil contagios, mientras que otros estimaban 136 mil, enfatizó la doctora Martha Nélida Ruiz Uribe.

Al participar Martha Nélida Ruiz como expositora en el Seminario Virtual COVID-19: Gestión, Población Latina e Impactos Sociales Transfronterizos Estados Unidos-México, organizado por el Colegio de la Frontera Norte (Colef), destacó que de haberse cumplido los pronósticos en cuanto a los miles de hospitalizados contagiados por coronavirus “hubiera sido un verdadero infierno, pero se logró contener gracias a la disciplina que tuvieron los ciudadanos”.

Manifestó que, en la ciudad de Nueva York, conocida también como la “ciudad que nunca duerme”, se han registrado 122 mil 148 casos positivos de COVID-19, debido a la densidad poblacional que es de 8.4 millones; de esa cifra de infectados por el citado virus, 7 mil 890 perdieron la vida, defunciones que están concentradas en los distritos de Queens, Bronx y Brooklyn.

El común denominador en estas tres zonas son los grupos de emigrantes de diferentes países de Latinoamérica, otros más de Asía, provenientes de Indonesia y Filipinas, entre otras razas, con ingresos familiares que varían entre los 36 a 45 mil dólares al año, puntualizó la especialista en sociología.

La doctora Martha Nélida Ruiz, quien actualmente se encuentra en la ciudad de Nueva York, epicentro del coronavirus que afecta actualmente a Estados Unidos, aseveró que la desigualdad estructural es otro factor que enfrenta la población neoyorquina, en virtud de que la densidad demográfica tampoco ayudó a contener los casos de coronavirus, “muchas personas viven en departamentos pequeños y en esta zona donde viven los inmigrantes son todavía más chicos, a esto se suma la cuestión de las familias multigeneracionales que viven en una sola casa de una o dos habitaciones”.

Otro aspecto en común que identifica a estos tres distritos es el nivel bajo de escolaridad, desde su lugar de procedencia los emigrantes viven con estudios muy bajos, pocos tienen carrera pero es muy difícil -sobre todo por el idioma- pasar los exámenes para revalidar sus carreras y poder trabajar como profesionales señaló, por lo que terminan como camaristas de tiendas, lavanderías, en la construcción, en el reparto, servicio doméstico, cuidando de personas mayores, de veladores, mantenimiento, seguridad, chofer de taxi o Uber (éste último, servicio de transporte público por plataforma digital).

“Todos están en las actividades consideradas no esenciales y este tipo de trabajo no tienen derecho al seguro”, indicó la doctora Martha Nélida Ruiz quien también recalcó que muchas de estas personas tomaron la decisión de continuar trabajando y poner en riesgo su vida, mientras que otros optaron por suspender labores, aunque comieran una vez al día.

Mencionó que el servicio médico en Estados Unidos es privado y muy oneroso, por lo que los emigrantes que viven en Nueva York tampoco tienen acceso a él ni a los cuidados preventivos, tampoco llevan una buena nutrición y la mayoría prefiere no realizarse exámenes médicos.

Acotó que esta pandemia ha venido a evidenciar una enorme desigualdad en Nueva York, pero también surge con ella un lado esperanzador, con las declaraciones del Gobernador Cuomo en las que plantea que ya no se puede volver a lo de antes “porque eso generó esta pesadilla”.

“Con la situación de la pandemia que enfrenta Nueva York se constató que el distanciamiento físico no tiene buen resultado, ahora las personas que salen positivas son llevadas a los centros de salud y hospitales para su atención, ya se aplicaron pruebas masivas de coronavirus y anticuerpos a todo el cuerpo policiaco, agentes de tránsito, bomberos y personal del sector salud”, comentó.

El transporte público fue uno de los principales focos rojos de contagio para los trabajadores esenciales sostuvo, por ello se anunció que los homeless que usan los vagones del metro para dormir serán llevados a albergues, esto contribuirá a combatir las diferencias y evitará la propagación del COVID-19.

Añadió que también se propuso revisar la telesecundaria pues se conoce de casos dramáticos de niños inteligentes, que eran el número uno en la escuela, y cuando sucede todo esto resulta que no tienen internet en sus hogares, no tienen luz y tampoco pueden salir al parque donde tomaban clases en línea que lo que se quedan sin poder avanzar en sus estudios, “se harán igual ajustes en la telemedicina ya que muchas consultas se pueden realizar por internet”.

La doctora Martha Nélida Ruiz, en una conexión en línea desde el epicentro de la pandemia en los Estados Unidos, en la presentación del tema Coronavirus en Nueva York: el impacto de las desigualdades sociales mostró gráficas y evidencias fotográficas que dejan al descubierto la situación que prevalece en la también conocida como “la ciudad que nunca duerme” del antes del COVID-19 y el después del mortal virus. Es Rectora de la Universidad de Tijuana (UDT) en Baja California Sur y del Instituto Universitario Internacional de Toluca. Además, fue la única mujer latinoamericana que formó parte del Consejo Científico de la Catedra Unesco Bernard Maris, en honor al economista asesinado en París en los atentados al semanario Charlie Hebdo.